10 nov. 2014

09/11/2014 DIA DEL INVENTOR Y DE LAS INVENTORAS

EL 9 de noviembre se celebra el dia del inventor internacional. El uso del masculino genérico oculta la existencia de mujeres inventoras. La paradoja es que esta fecha fue proclamada por el inventor alemán Gerhard Muthenthales en honor a la ingeniera, inventora y actriz HEDY LAMARR. Fecha que coincide con su nacimiento en 1914.

Hedy LAMARR, nació en Viena en 1914. Fue obligada a contraer matrimonio   con Fritz Mandle, un vendedor de armas y fue en una reunión comercial de su marido donde se le ocurrió la idea de controlar los torpedos por radio. Pero se descubrió que la señal podía ser fácilmente detectada y se abandonó la comercialización de su idea. Cuando Hitler llegó al poder abandonó a su marido y a su país y se instaló en Londres desde donde viajo a EEUU.


Mientras trabajaba con el compositor George Antheil, ella le sugirió nuevamente  la idea de los torpedos controlados por radio. Comprobaron que si eran capaces de cambiar la frecuencia a su voluntad podría funcionar de forma efectiva.
Recibieron la patente de este instrumento en 1941 y, aunque no fue utilizado durante la guerra, cuando los derechos de la patente caducaron la empresa Silvana utilizó ese método, ligeramente modificado, en la tecnología de los satélites.
        
        El sistema de comunicaciones descubierto por Hedy Lamarr permitió años más tarde la llegada del sistema WI-FI y Bluetooth.

 Recoger las aportaciones de las mujeres al mundo de  los “inventos”, o su contribución al desarrollo de la tecnología, es una labor aún más ardua  y dificultosa que en otros campos de la ciencia ya que la legislación sobre patentes existente en la mayoría de los países  favoreció una sistemática ocultación del quehacer femenino en este campo. Por ejemplo durante siglos las mujeres no podían poseer propiedades, por lo que quienes patentaban  y obtenían beneficios de los inventos de muchas mujeres eran  sus esposos, padres o parientes. Además, en muchas ocasiones, quienes patentaban no eran siquiera los inventores, sino quienes poseían bienes o fortuna suficiente para construir el invento. Las dificultades surgen, también, por el hecho de que las historias de la ciencia y de la tecnología han pasado por alto el ámbito de lo privado, en el que se utilizaban o utilizan tecnologías relacionadas con el trabajo doméstico o con tareas tradicionalmente asumidas por mujeres.
Cuando se intenta reconstruir la historia de las mujeres inventoras nos encontramos con otras dificultades: por un lado,  la información relativa a estas mujeres es incompleta y carece de homogeneidad que permita efectuar comparaciones científicas, por otro lado, en los archivos de patentes hay una cierta confusión entre las mujeres inventoras y las mujeres que han solicitado una patente, tampoco está claro si son inventoras o pertenecen a un equipo, y en muchos casos el género de la persona que figura  debe deducirse de un apellido lo que no siempre es fácil.

Las investigaciones realizadas hasta el momento sugieren que contando con las diferencias entre países, e incluso entre distintos estados dentro de un mismo país, las mujeres parecen representar por lo general entre un uno y un siete por ciento del número total de inventores a quienes se les ha concedido una patente de invención; en ciertos casos, este porcentaje puede ascender incluso hasta un diez o un doce por ciento. Sin embargo, estas cifras modestas parecen estar en expansión y además se puede percibir otra tendencia: los campos en los que inventan las mujeres son cada vez más variados y más amplios.

Al hacer una recopilación de los inventos realizados por mujeres hay que remontarse a la prehistoria puesto que los primeros utensilios fueron ideados por nuestras antepasadas. El interés por la innovación en el ámbito de lo privado ha perdurado hasta nuestra historia más reciente. En el siglo XIX y XX las mujeres inventan, en primer lugar, en esferas principalmente relacionadas con la infancia, el hogar, los cuidados de belleza y los aspectos relacionados con la imagen y la vestimenta. En segundo lugar, las mujeres aparentemente progresan hacia la realización de invenciones prácticas o educativas para su utilización fuera del hogar, con toda una variedad de invenciones mecánicas y orientadas a la seguridad  (limpia parabrisas, bengalas de señalización, válvulas de seguridad,....), o relacionadas con la salud y la medicina. Por último también constatamos la existencia de mujeres que sobresalen en toda una variedad de ámbitos que tradicionalmente no han estado asociados a “lo femenino” tales como la química la informática o la creación de nuevos materiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario