3 nov. 2014

03/11/2014 PIONERAS DE LA ARQUITECTURA ESPAÑOLA: MATILDE UCELAY MORTÚA Y RITA FERNÁNDEZ - QUEIMADELOS





Ha sido el siglo XX,  el hito histórico que ha marcado la incorporación de las mujeres al mundo de la arquitectura. Las mujeres españolas no pudieron acceder a la Universidad hasta 1910, y tuvieron que pasar mas de veinte años para que estas dos mujeres obtuvieran el título de arquitectas y ejercieran como tales: Matilde Ucelay Maortúa Rita Fernández-Queimadelos. Milagros Rey Hombre fue la tercera aunque empezó su carrera mucho mas tarde, en 1952. Trece años mas tarde solo eran cinco.




MATILDE UCELAY MAORTÚA nació en Madrid en 1912, en una familia liberal interesada por las bellas artes, la literatura y el teatro, actividad ésta última que su madre, Pura Maortúa, directora de un grupo independiente -Anfistora-, alimentaba con lecturas y ensayos en la terraza de su casa, en Libertad, 20, donde conoció a Federico García Lorca.

Cuando Matilde Ucelay estudiaba arquitectura en los años 30 era la única mujer, lo que además de provocar alguna dificultad "se tuvo que adaptar un aseo para chicas porque no había"  suscitaba respeto, y se cuenta que cuando entraba en clase todos se ponían en pie. Al finalizar su carrera, sus compañeros le ofrecieron un homenaje al que asistió el ministro de la Gobernación  Amós Salvador del gobierno republicano de Azaña.

En 1937 formó parte de la Junta del Colegio de Arquitectos como secretaria. En 1940 fue represaliada por un tribunal profesional debido a su filiación republicana; fue inhabilitada a perpetuidad para ocupar cargos públicos y, durante  cinco años, para el ejercicio privado de la profesión  lo que hizo que durante un tiempo sus proyectos los firmaran otros  compañeros.

Matilde Ucelay Maortúa, fue galardonada, en el año 2004, con el Premio Nacional de Arquitectura. Ucelay Maortúa fue la primera arquitecta en España, una de aquellas mujeres que "supieron vivir con imaginación y abrieron caminos que ahora se pueden recorrer", ha dicho su hijo, Javier Ruiz Castillo.

"Quizás romper tabúes no sea tan duro como pensamos, y el interés de ser mujer, de irse colando por los rincones de la vida, marcó a mi madre y a esas otras progresistas de los años 20 que tuvieron que abrir el surco", ha añadido.

El jurado, que falló el premio, valoró su trayectoria excepcional en la que mantuvo en todo momento su actividad frente a las dificultades, sin dejar de construir edificios, especialmente viviendas. Entre éstas, la Casa Benítez (Lugo) o la Casa Oswald y las librerías Turner e Hispano-Argentina en Madrid.

Ejerció plenamente su profesión hasta su jubilación en 1981. Falleció en Madrid en noviembre de 2008.








RITA FERNÁNDEZ-QUEIMADELOS, nació en 1911 en  La Cañiza (Pontevedra). Estudió dos cursos de Ciencias Químicas en la Universidad de Santiago de Compostela entre 1928 y 1930, este último año se trasladó a Madrid alojándose en la Residencia de Señoritas para preparar el ingreso en la Escuela de Arquitectura, donde empezó sus estudios en  1932 coincidiendo con Matilde Ucelay. Terminó sus estudios en 1941, tras el paréntesis de la Guerra Civil, convirtiéndose en la segunda mujer arquitecta española e inició su labor profesional en la Dirección General de las  Regiones Devastadas en Madrid (1941-1946). Interrumpió  su actividad  profesional al nacer su cuarto hijo y no la reanudó hasta 1954 en Murcia donde trabajó como Arquitecta Escolar provincial, Arquitecta Municipal de Mula, siendo la primera mujer española en alcanzar estos puestos profesionales. También fue arquitecta de la inmobiliaria C.R.I.S.A, dentro del ejercicio libre de su profesión. Posteriormente se trasladó a  Barcelona donde se jubiló en 1974, falleciendo en septiembre de 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario