28 oct. 2014

28/10/2014 LAS "CASI" OLVIDADAS NIÑAS NIGERIANAS

El 14 de abril Boko Haram y sus secuaces irrumpieron en la escuela de Chibok y se  llevaron a 276 niñas. Los medios de comunicación de todo el mundo recogieron la noticia y durante  un tiempo se habló de indignación, de medidas a tomar, de la movilización, originada en Nigeria, por parte de las mujeres, que bajo el lema "BRING BACK OUR GIRLS NOW"  mostraban su angustia por la situación de las secuestradas.  



Transcurrió el verano, comenzó el otoño y  apenas, supimos  nada de ellas hasta que a mediados de octubre aparecieron noticias sobre las posibles negociaciones del Gobierno de Nigeria y Boko Harem para conseguir  el fin del secuestro y casi al mismo tiempo se han conocido  nuevos secuestros de mujeres y niñas en otras zonas del país. Estos nuevos secuestros ya no han merecido la atención mediática ni de ningún gobernante de occidente. Ya no sabemos que hacen sus drones para localizarlas.

El pasado lunes la organización HUMAN RIGHTS WATCH (HRW) presentó un informe denunciando la situación de las más de quinientas mujeres y niñas secuestradas en Nigeria desde 2009. Este informe recoge informaciones de las pocas niñas que han conseguido escapar de su cautiverio. En él se denuncia que a las niñas se les obliga: a convertirse al islam, a soportar maltrato físico y psicológico, a realizar trabajos forzados, a ser esclavas sexuales y a participar en acciones de guerra en primera línea de combate.

HRW denuncia también que el gobierno de Nigeria no ha protegido adecuadamente a las mujeres y niñas, ni ha proporcionado atención médica ni apoyo  psicológico a las que se han podido escapar, a pesar de haber recibido ayuda económica internacional para ello.

La reciente entrega del Premio Principe de Asturias de la concordia a CADDY ADZUBA le ha puesto rostro a la situación de violencia de género que sufren las mujeres de la República Democrática del Congo. Apenas son conocidas  las personas que, en Nigeria, luchan para conseguir la liberación de las niñas secuestradas. Algunas de ellas son: HADIZA BALA USMAN, historiadora, profesora de universidad y fundadora y coordinadora del movimiento Bring Back Our Girls; MARYAM UWAIS, abogada de derechos humanos; OBY EZEKWESILI, abogada; YEMISI RANSOME-KUTI, fundadora de la red nigeriana de ONGs; BETTY ANYANWU, fundadora de la asociación contra el cancer de  mama; ELEANOR ANN NWADINOBI, médica y fundadora de la ONG Fundación para el desarrollo de las mujeres viudas

                                        Hadida Bala Usman

                                         Aisha Oyebode

                                              Maryam Uwais
 
Desde la más absoluta desconfianza en que  gobiernos e   instituciones gubernamentales consigan poner fin a este  secuestro es necesario recordarlas y recordarlo a diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario