2 nov. 2012

02/11/2012 BRUJAS


                                                                          Foto. Teresa Claramunt
En estas fechas de monstruos, muertos vivientes y otras hierbas se suelen ver disfraces de brujas. Es necesario aclarar que la mala prensa de estas mujeres responde, una vez más, a una visión androcéntrica de la historia. 

Hasta el siglo XIII las mujeres pudieron ejercer como médicas y sanadoras sin demasiadas dificultades. Eran médicas sin título, excluídas de los libros y la ciencia oficial, que aprendían unas de otras y cuyas experiencias se trasmitían entre vecinas o de madre a hija. Fue a partir del momento en que aparecieron las universidades, a las que no tenían acceso las mujeres, que se afianzó la profesión médica entre los varones, y se inició  una activa campaña contra las mujeres médicas, las mujeres sanadoras, las llamadas BRUJAS.

Estas mujeres fueron perseguidas por razones económicas, se trataba de eliminar a posibles competidoras,  por razones sociales y políticas ya que poseian un gran poder basado en el entramado de  relaciones que establecian debido a su profesión. La represión de las sanadoras bajo el avance de la medicina institucional fue una lucha política que duró más de cuatro siglos (desde el XIV al XVII). Miles de mujeres fueron ejecutadas, en su mayoría quemadas vivas en la hoguera, en Alemania, Italia, España, Francia e Inglaterra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario