1 jul. 2016

ESPACIOS DE SOLIDARIDAD. 2. ABUELAS INGENIERAS SOLARES

01/07/2016

                   

El Proyecto ABUELAS INGENIERAS SOLARES, que enseña a mujeres a fabricar paneles solares, se inició en el Barefoot College (India), en los años 90. Posteriormente The GEF Small Grants Program apoyó el programa de Barefoot y éste adquirió carácter internacional. El proyecto tiene como objetivo capacitar a mujeres de África, Asia  y América latina, para poder instalar paneles solares en las aldeas de sus respectivos países.

"La Escuela de los Pies Descalzos (Barefoot College), fue fundada en 1972 por Bunker Roy para poder dar educación, básicamente a mujeres. Está situada en Tilonia (India), una localidad  del estado de Rajasthan, a 100 km de  Jaipur, la capital del estado. El Barefoot College es el lugar donde las abuelas conviven durante seis meses y donde reciben la formación que necesitan para convertirse en ingenieras solares.

En la actualidad cada año participan en este proyecto  mujeres de edades comprendidas entre 40 y 50 años, de las cuales 100 proceden de la India y 80 de países de África, Asia y América latina. Durante seis meses estas mujeres reunidas en el Barefoot College aprenden a construir, instalar, utilizar, mantener y reparar paneles solares, además de compartir sus experiencias de vida. Las mujeres realizan su aprendizaje utilizando la mímica,  números y colores, para identificar las piezas de montaje, ya que  la mayoría son analfabetas. Al finalizar el proceso de aprendizaje y la convivencia, estas mujeres son reconocidas como ingenieras y están capacitadas para enseñar a otras mujeres de sus aldeas de origen.

La edad de las participantes, la mayoría de ellas abuelas, no es un hecho casual. Según las personas encargadas del proyecto la razón es que  "formar a mujeres mayores es una sabia inversión en recursos humanos. Se quedarán en el pueblo y no se interesarán en buscar trabajos en la ciudad. Solo quieren vivir cerca del campo,  de sus hijos e hijas, y de sus animales, y transmitir sus conocimiento a las nuevas generaciones".

Hasta la fecha la huella de Barefoot llega a 64 países, unas 750 abuelas repartidas por todo el mundo que han proporcionado energía eléctrica limpia a 1.160 pueblos. Esto se traduce en una reducción de cerca de 13 Tm. de emisiones de carbono por día y un ahorro anual de 500.000 litros de queroseno. Los paneles solares evitan el incremento de gases de efecto invernadero y permiten contribuir a frenar el cambio climático.

Las abuelas ingenieras solares se sienten orgullosas de haber sido capaces de abandonar sus aldeas, de haber convivido e intercambiado experiencias con otras mujeres y sobre todo de poder contribuir a que sus familias y su vecindario cuenten con luz eléctrica y a mejorar su calidad de vida.

Las experiencias de las abuelas solares  han sido recogidas en artículos de prensa y en documentales cinematográficos. El reportaje Abuelas solares de Burkina Faso, de Benoît Cros, formó parte del especial "África se pone verde" publicado en el diario.es (9.12.2015). Los documentales: Rafea y el sol (Mama Solar) (2012) y "Bring the Sun Home" (2013), son una muestra de ello. En Rafea y sol dirigido por Mona Eldaief y Jehane Noujaim se plasma el viaje a Barefoot de una mujer beduina de Jordania, y en Bring the Sun Home,  dirigido por Chiara Andrich y Giovanni Pellegri, las protagonistas de esta  experiencia son  un grupo de mujeres latinoamericanas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario