13 dic. 2015

CIENTÍFICAS ESPAÑOLAS POR EL MUNDO 9. KARMELE LLANO SÁNCHEZ Y PAULA ÁLVAREZ VARONA


Las naturalistas del siglo XXI son todas aquellas mujeres - veterinarias, biólogas, conservacionistas- que desarrollan su trabajo intentando rescatar, cuidar y proteger especies animales en peligro, realizando además grandes esfuerzos para impulsar el desarrollo sostenible de las zonas que las acogen. Esta entrada, la novena de esta serie, está dedicada a dos primatólogas: Karmele Llano Sánchez y Paula Álvarez Varona.
  
KARMELE LLANO SÁNCHEZ (1978-). Nacida en Bilbao tuvo claro nada más terminar la carrera de veterinaria, en León,  que su futuro profesional  estaba en  el trabajo de campo. Después de colaborar  en centros de recuperación de especies en Venezuela y Holanda, llegó a Indonesia en 2003, para tratar de salvar de la extinción a los orangutanes. Su  trabajo  en el centro de reintroducción de orangutanes Nyaru Menteng transcurre durante todo el día y parte de la noche, intentando suplir con tesón y dedicación plena la falta de medios y medicamentos. En su labor cotidiana se enfrenta a todo tipo de barbaridades cometidas contra estos grandes primates:  bebes orangutanes que se han estado a punto de  morir tras ser separados de sus madres, hembras utilizadas como esclavas sexuales, o animales obligados a luchar en espectáculos de boxeo para turistas que visitan el sudeste asiático. Además de los orangutanes, Karmele trabaja en la defensa de las dos únicas especies de primates no protegidas aún en Indonesia, el macaco de cola de cerdo (Macaca nemestrina) y el macaco de cola larga (Macaca fascicularis). La falta de protección  permite a sus cazadores maltratarlos, utilizarlos para todo tipo de experimentos en laboratorios de investigación y venderlos incluso para el consumo humano.
                                                                                      Foto.: Internet
La protección de los orangutanes  le obliga a moverse entre tres islas: Java, Borneo y Sumatra. Es la directora ejecutiva de la ONG británica, YAYASAN Internacional Animal Rescue Indonesia, cuyo principal objetivo es poner freno a la destrucción del hábitat de los primates. Tal como ella dice  “El mayor problema es la deforestación que provoca el cultivo de palma de aceite, uno de los tipos que se emplean en España. Indonesia es el segundo país con mayor biodiversidad del planeta, y el orangután está perdiendo su hábitat”. Solo en la década de los 90, el número de orangutanes salvajes se redujo en esta zona en un 50%, hasta los 13.000 ejemplares. Los incendios que devastaron Borneo en 1998 mataron a miles de animales. Los últimos orangutanes en libertad podrían desaparecer en 2023.
En el año 2007 recibió el Premio Naider Acción y Compromiso

PAULA ÁLVAREZ VARONA. Burgalesa de nacimiento, estudió biología en la Universidad de León (2007-2012). Al finalizar sus estudios trabajó como voluntaria en el yacimiento de Atapuerca y en el Centro de recuperación de animales silvestres de Los Guindales, en Burgos. Desde enero de 2013 trabaja como voluntaria en un programa de conservación de chimpancés en Segou (Senegal).
                                                                                  Foto.: Internet
Pertenece al Instituto Jane Goodall España y desarrolla su labor dentro del programa "Conservación del chimpancé en África del oeste y gestión local sostenible de los recursos naturales". Este programa contribuye a la conservación de las últimas comunidades de chimpancés en la Reserva Comunitaria de Dindefelo y Dakateli, y al desarrollo sostenible de la zona impulsando programas de educación ambiental y de turismo responsable.
La labor investigadora de Paula se centra en el seguimiento diario de un grupo de chimpancés para conocer sus hábitos alimentarios y de nidificación. 
Paula Álvarez posee un blog entre-lianas blogspot.com.es donde escribe sobre su experiencia en Senegal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario