17 sept. 2015

10 QUÍMICAS-FÍSICAS QUE NO ESTÁN EN LOS LIBROS DE TEXTO Y DEBERÍAN ESTAR. 3.

La tabla periódica de los elementos es un tema obligado en todos los libros de texto de química, en cualquier nivel educativo. Suele ir asociada al científico Dimitri Mendeleyev por ser él quien, en 1869, hizo una primera ordenación de los elementos químicos. Posteriormente han habido cambios y nuevas incorporaciones a la "tabla" de Mendeleyev, muchos de los cuales han sido el resultado del trabajo de  mujeres químicas y físicas cuyos nombres raramente se mencionan. Mujeres que en su momento fueron responsables del descubrimiento de elementos como el radio, el francio, el renio, el polonio, el protactinio, el seaborgo. Además de estas científicas, esta entrada recoge algunas mas cuyos nombres y aportaciones deberían figurar en cualquier libro de texto. 




1. María la Judía (S.I). Esta mujer, que vivió en Alejandría inventora, estableció las bases teóricas y prácticas de la alquimia occidental. Inventó completísimos aparatos de laboratorio para realizar procesos de  destilación y de sublimación. El baño maría es el más conocido de sus inventos, se usaba entonces y se usa hoy, para calentar lentamente o mantener la temperatura constante.
      La figura de María la Judía se puede introducir en cualquier nivel educativo siempre que se trate el tema de las técnicas de laboratorio. 

2. Marie-Anne Pierrete Paulze, Mme de Lavoisier (1758-1836). Fue una ayudante entusiasta del trabajo de su marido realizado conjuntamente con él experiencias de laboratorio. En 1789 preparó las ilustraciones del Traité de Chimie obra considerada el primer texto moderno de Química. Entre otras cosas recoge todos los elementos químicos conocidos hasta entonces.
En 1794, murió Antoine Lavoisier guillotinado y Marie después de pasar un tiempo en la cárcel, completó, editó y publicó Memoires de Chimie (1805), para aclarar la contribución de su esposo a la química sin indicar en ningún momento sus propias aportaciones.

3. Marie Sklodowska Curie (1867-1934). Es la mujer científica más conocida. Es la única persona que ha conseguido el premio Nobel dos veces, en Física(1903) y en Química (1911). 
Fue una física-química polaca que junto a su esposo Pierre Curie investigaron sobre el fenómeno de la radioactividad. En 1898 descubrió el radio, elemento químico número 88, y el polonio, número 84, logrando aislar el primero en estado puro en 1910.

4. Lise Meitner (1878-1968). Física austriaca, de origen judio. Estudió en Viena y al obtener su doctorado se trasladó a  Berlín y fue en esta ciudad donde empezó a trabajar, en  penosas condiciones, con Otto Hahn. A Lise se le asignó una pequeña habitación en el sótano, no podía entrar al centro por la misma puerta que sus compañeros y no podía usar el baño. Esta situación duró hasta 1918, año en el que pudo disponer de laboratorio propio junto al de Hahn. Fruto de esta colaboración fue el descubrimiento, en 1918, del protactinio (elemento químico número 91). 
En 1933, con la llegada  al poder del partido nazi, Lise perdió el título universitario y el permiso de docencia pero siguió trabajando con Otto Hahn en las investigaciones sobre la fisión nuclear. Estudios que le valieron a Hahn la concesión del Premio Nobel de Química en 1944, concesión que  "olvido" el trabajo de Lise Meitner.
En 1938 tuvo  que huir de Alemania y se trasladó a Suecia donde aceptó un puesto en el Instituto Nobel de Estocolmo. En 1960 se trasladó a Cambridge para trabajar en el Cavendish Laboratory.  

5. Ida Tacke Noddack (1896-1978). Química y física alemana. Estudió en la Universidad de Berlín y al finalizar, en 1923, colaboró con su padre que poseía una industria de barnices, siendo la primera mujer que trabajaba en la industria química. En 1925 inició su trabajo en el Instituto Imperial de Física y Técnica de Berlín donde conoció al también químico Walter Noddack. Juntos descubrieron el renio, el elemento químico número 75, al mismo tiempo identificaron otro elemento, el 43, aunque en posteriores experimentos no lograron determinarlo. Este elemento no fue confirmado hasta 1937, lo consiguieron los italianos C. Perrier y E. Segrè, quienes lo llamaron tecnecio.
Ida Tacke Noddack planteó en 1934 la teoría de la fisión nuclear que fue confirmada posteriormente por Lise Meitner, Otto Hahn y Fritz Strassmann en 1935.
Ida Tacke Noddack aunque fue propuesta tres veces como premio Nobel de Química nunca lo consiguió.

6. Margarite Perey (1909-1975). Química y Física francesa, ayudante durante cinco años, de Marie Curie en el Instituto del Radio de París. Margarite solo había podido realizar estudios de técnico de laboratorio químico pero Marie Curie se encargó de trasmitirle los conocimientos que no tenía.
En 1939 descubrió el elemento químico denominado francio, que ocupa el número 87 de la actual tabla periódica, al purificar una muestra de actinio. Las investigaciones realizadas fueron presentadas como tesis doctoral "Element 87, actinium k" para poder obtener una plaza de profesora de investigación en el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), en 1946. Posteriormente se trasladó a Estrasburgo, donde obtuvo una cátedra de química nuclear.
En 1962, Margarite Perey fue la primera mujer elegida miembro correspondiente de la Academia de Ciencias de Francia, casi cincuenta años después de que Marie Curie fuera rechazada.  

7. Darleane Christian Hoffman (1926-). Química nuclear estadounidense, que confirmó la existencia del elemento químico número 106 seaborgio y ha dedicado gran parte de su vida profesional a investigar los elementos químicos pesados (hahnio, lawrencio...).
Estudió química y matemáticas en la Universidad de Iowa y para ayudarse económicamente realizaba pequeños trabajos, destacando el que como alumna desarrolló en el Instituto de Energía Atómica de Iowa. Allí conoció a su marido y a ambos se les presentó la posibilidad de ir a trabajar juntos a el Laboratorio Nacional de Los Álamos (Nuevo México). Al principio tuvo dificultades para obtener un contrato de trabajo  por el simple hecho de ser mujer. Finalmente se incorporó al grupo de radioquímica de Spence, Seaborg y Ghiorso, poco después de que éstos hubieran descubierto el einstenio y el fermio.   
En 1984 abandonó el Laboratorio Nacional de Los Álamos (Nuevo México), donde había desarrollado gran parte de su carrera científica para ejercer la docencia en la Universidad de  Berkeley,California. También siguió con su trabajo de  investigadora en el Lawrence Berkeley Laboratory, donde colaboró en el descubrimiento de los elementos químicos superpesados números 114 y 116.  
Darleane C. Hoffman recibió en el año 2000 la medalla Priestley de la American Chemical Society por sus descubrimientos sobre los límites o fronteras de la Tabla Periódica.
    Las figuras de  Marie-Anne Pierrete Paulze, Mme de Lavoisier, Marie Sklodowska Curie, Lise Meitner,  Ida Tacke Noddack,  Margarite Perey, Darleane Christian Hoffman  se pueden introducir en cualquier nivel educativo siempre que se trate el tema de la Tabla Periódica. 

8. Irene Joliot-Curie (1897-1956). Estudió Física y Matemáticas en la Sorbona. En 1920 empezó a trabajar como ayudante en el laboratorio Curie del Instituto del Radio de París para preparar su tesis doctoral que presentó en 1925 sobre los rayos alfa del polonio. Se caso con Frederic Joliot y juntos empezaron a investigar y publicar cuestiones relacionadas con la medida y características de las emisiones radioactivas. Algo más tarde lograron el reconocimieto científico por la radioactividad artificial.
En 1935 Irene Joliot-Curie  y Frederic Joliot obtuvieron el premio Nobel de Química "en reconocimiento a la síntesis de nuevos elementos radioactivos.
     La figura de Irene Joliot-Curie  se puede introducir, en cualquier nivel educativo, siempre que se trabaje el tema la radioactividad. 

9. Maria Göeppert-Mayer (1906-1972). Física estadounidense de origen polaco. Estudió en la Universidad de Götingen (Alemania)  y alli conoció a Edward Meyer con el que se casó. Posteriormente ambos se trasladaron a trabajar a la Universidad de Baltimore EE.UU)
Su vida es un ejemplo claro de la discriminación hacia las mujeres casadas. Era el tiempo de la gran depresión económica y  las mujeres casadas no  tenían ninguna posibilidad de encontrar un puesto de trabajo remunerado. A María solo se le permitió ayudar a los miembros del departamento de física como traductora de alemán. No consiguió un puesto de trabajo remunerado hasta 1959.
En 1946 los Mayer se mudaron a Chicago iniciando el periodo de estudio sobre la estructura nuclear. Su cálculo matemático que demostraba el modelo de capas nuclear le valió para ser galardonada, en 1963, con el Premio Nobel de Física compartido con los investigadores J. Hans D. Jensen y Eugene Paul Wigner. 
     La figura de Maria Göeppert-Mayer   se puede introducir, en cualquier nivel educativo, siempre que se trabaje el tema de átomos y modelos atómicos.

10. Otilia Mó Romero (1947-). Estudió Ciencias Químicas con premio extraordinario en Santiago de Compostela (1970). Inició su carrera profesional en la Universidad de Valencia y, en la actualidad es catedrática de Química Física en la Universidad Autónoma de Madrid. 
Su tesis doctoral fue un estudio sobre los complejos dador-aceptor electrónico. Sus investigaciones posteriores han sido siempre sobre Química Teórica y Modelización Computacional. Durante mucho tiempo, su grupo de investigación se ha centrado en los enlaces de hidrógeno y en los enlaces débiles. Este équipo es el responsable del descubrimiento de los enlaces de Berilo, con los que se pueden transformar moléculas que son bases en ácidos.
Otilia Mó se ha implicado activamente en la gestión académica y ha estado involucrada en estudios de género y ciencia. 
       La figura de Otilia Mó Romero  se puede introducir, en cualquier nivel educativo, siempre que se trabaje el tema los enlaces químicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada