12 may. 2015

12/05/2015 PIONERAS DE LA INGENIERIA EN ESPAÑA. PILAR CAREAGA Y BESABE, Mª JESÚS PRIETO-LAFFARGUE


Pilar CAREAGA Y BASABE (1908-1993), fue la primera mujer que se licenció en España como ingeniera mecánica industrial en 1929. Nacida en Madrid  en el seno de una acomodada e influyente familia bilbaína, dotada de gran inteligencia y determinación, no dudó en emprender estudios de ingeniería en la Escuela de Madrid, que terminó con éxito con tan solo 21 años.
Su paso por las aulas fue todo un acontecimiento, especialmente cuando realizaba prácticas obligatorias en la cabina de una locomotora de vapor. No dudó en ponerse el mono de trabajo y conducir una 4700 de la compañía Norte (Renfe se funda en 1941, acabada la Guerra Civil y unificando las distintas líneas que daban servicio en España: Norte, MZA, Oeste entre las más importantes) desde la estación Norte de Madrid a la estación del mismo nombre en Bilbao. Fue una hazaña para la época, y su repercusión entre ferroviarios y curiosos extraordinaria. La promoción de Pilar fue referencia para todos los que se graduaron el mismo año que ella, despertó gran curiosidad y la prensa siguió con atención cada prueba que daba “de que ellas también podían hacerlo”.
No ejerció, sin embargo, la profesión. Con el advenimiento de la República en 1931, se interesó en la política afiliándose a Renovación Española y al grupo Acción Católica. Se presentó como candidata a diputada a las Cortes. La Guerra Civil le sorprendió en Bilbao siendo detenida en julio de 1936 y encarcelada en la prisión de Larrinaga. Canjeada por la Cruz Roja Internacional, se trasladó a zona nacional incorporándose como delegada de hospitales al frente de Madrid donde puso de manifiesto sus dotes de organizadora. 
 Pilar Careaga fue la primera mujer alcaldesa de Bilbao (1969-1975), cargo que desempeñó con  determinación. Aunque recibió críticas en el desarrollo de su vida política, las crónicas  describen su actitud intrépida y pionera en la historia de la conquista de la vida pública española por las mujeres.

María Jesús PRIETO LAFFARGUE (Salamanca, 1945) finalizó la Ingeniería Superior de Telecomunicación en la Universidad Politécnica de Madrid en 1969, tuvo tres compañeras (frente a 87 varones) durante la carrera y sólo ella logró el título, ha sido la primera mujer ingeniera de telecomunicaciones de España. Deseaba haber estudiado navales, pero en esa época todavía pertenecía al Ministerio de Defensa y era un coto exclusivo de hombres.
En sus estudios posteriores de Alta Dirección de Empresas en la Universidad de Navarra, fue la única mujer en su clase. En 1970 llegó a Telefónica, se acababa de autorizar a las trabajadoras a fumar y llevar pantalones, acostumbrada a manejar términos como computación de datos o generación de flujos y con una idea que aún hoy repite “La maternidad es más grande que cualquier cosa de este mundo, moldear a un niño no se puede comparar a dirigir multinacionales”. Tiene cuatro hijos, pero cuando mira hacia atrás ve muchos años de esfuerzo impresionante en los que ha prescindido de casi todo. A la mujer ya no se le cuestiona el alma, no se habla de inferioridad, dice pero exhibe cifras sobre discriminación: “Para promocionar, al 99% de los hombres no se les tiene en cuenta la situación familiar, mientras que al 70% de las mujeres sí”.
En el año 2000 se convirtió en la primera mujer en presidir el Instituto de Ingeniería de España cuyo objetivo primordial es promover el interés por la tecnología. Ha dirigido durante dos años, hasta 1998, el Instituto Nacional de Meteorología y ha sido Presidenta de la Fundación Madritel.
En noviembre de 2007 fue elegida presidenta de la Federación Mundial de Organizaciones de Ingeniería, la WFEO, para el periodo 2009-2013. El nombramiento tuvo lugar en Nueva Delhi. Su candidatura ganó frente a la del norteamericano Russell Jones,. La WFEO fue creada en 1968 bajo el auspicio de la UNESCO y es una organización internacional no gubernamental que agrupa organizaciones de profesionales de la ingeniería de más de 90 países, representando a unos 15 millones de ingenieros e ingenieras de todo el mundo. Su principal función es cooperar con instituciones profesionales nacionales e internacionales para desarrollar y aplicar la ingeniería en beneficio de todo el mundo. Desde la responsabilidad de ese cargo, esta ingeniera de carrera se  planteó como principal reto de su mandato conseguir que la ingeniería ostentase una responsabilidad concreta y definitiva dentro de la ONU. Otra de sus finalidades era conseguir que la sociedad perciba, de una manera más clara, que la sostenibilidad de nuestro modelo de desarrollo debe basarse, entre otras cosas, en un uso inteligente de la ciencia y la tecnología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario