26 sept. 2011

26/09/2011 HOMENAJE A WANGARI MAATHAI

Hoy he sabido que Wangari Maathai ha fallecido.


Conocí el trabajo de esta activista política, bióloga  y ecologista keniana, fundadora del Movimiento Cinturón Verde,   a través de las noticias que aparecieron en prensa cuando se le concedió el premio nobel de la paz, en el año 2004 .
Posteriormente leí su impresionante autobiografía  Con la cabeza bien alta (Ed Lumen. 2007) y algunas de sus  numerosas  declaraciones en prensa, sobre todo en las visitas  que realizó a España.
He seguido con interés el Movimiento Cinturon Verde, que  ha plantado más de 30 millones de árboles en 12 países africanos durante las últimas tres décadas.

Sean algunas de sus reflexiones que recojo a continuación mi admirado y sincero homenaje a su persona y a su trayectoria:

“Me di cuenta de que gran parte del territorio ocupado por árboles, matas y pastos cuando yo era pequeña había sido convertida en plantaciones de té y café……En aquel momento ya conocía la relación entre los árboles y el agua, por lo que me sorprendió que poco después de que la higuera fuese talada, el riachuelo en que yo había jugado con los renacuajos se secara. Mis hijos no tendrían la oportunidad de descubrir los huevos de rana ni de disfrutar de las aguas frescas y cristalinas de ese río” Wangari Maathai. Con la cabeza bien alta. 2007.

“Veamos, ¿qué podríamos hacer?...¿Por qué no plantamos árboles?. Los árboles proporcionarían forraje para el ganado y las cabras, y madera para que las mujeres pudieran cocinar alimentos nutritivos y levantar vallas. Darían sombra tanto a los animales como a las personas y cobijo a las cuencas de los ríos, mantendrían el suelo unido y, si fueran árboles frutales, produciría también comida. Además atraerían a pájaros e insectos que contribuirían a curar la tierra y a infundirle vitalidad y energía. Así fue como surgió el Movimiento Cinturón Verde” Wangari Maathai. Con la cabeza bien alta. 2007.

“Las mujeres no pueden hacer mucho por sí mismas, porque son económicamente muy vulnerables. Incluso sus hombres son pobres. No puedes lograr que los pobres tengan libertad siendo pobres. Para alcanzar la libertad de las mujeres, necesitamos pensar primero en toda la comunidad y en el nivel de vida. El otro obstáculo son las enfermedades, malaria, sida, tuberculosis, y tantas que se asocian con la pobreza: cuando la gente es pobre no está bien alimentada y es muy vulnerable. Otro obstáculo es la actitud generalizada de la sociedad hacia las mujeres, que las despoja de muchas responsabilidades y no concibe que ocupen puestos de liderazgo, de gestión, de negocios. Pero pienso que mucho de eso lo ha superado la educación. Si has tenido formación y cuentas con herramientas y conocimiento, superas obstáculos, y las mujeres como yo somos buen ejemplo de lo que las mujeres pueden, si se les dan medios y confían en sí mismas.” El País 10 diciembre 2004.

 “Porque necesitamos una masa crítica de gente en todo el mundo que se niegue a aceptar ciertas cosas que se hacen contra el medio ambiente. Hoy en día hay muchas cosas que no aceptamos cuando se hacen contra las personas, contra los derechos humanos, como la esclavitud. Esas cosas las consideramos abominables. Ahora tenemos que conseguir que el medio ambiente también llegue a ese punto con cosas como talar los árboles innecesariamente, plantar los árboles equivocados en los lugares equivocados, destruir bosques que están muy lejos de nuestros países sólo porque están lejos en lugar de apreciarlos y valorarlos por lo que significan globalmente. Cuando tengamos a suficientes personas en el mundo que valoren estos bienes comunes, tendremos una conciencia que será la que proteja el entorno.” El Mundo 13 de Septiembre de 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario