17 ene. 2018

CIENTÍFICAS DEDICADAS A LA ENSEÑANZA. ANGELETA FERRER I SENSAT

17/01/2018

ANGELETA FERRER I SENSAT (Barcelona,1904-1992). Licenciada en Ciencias Naturales por la Universidad de Barcelona dedicó más de 50 años de su vida  a la enseñanza de las ciencias y a la pedagogía.

Sus primeros estudios los realizó en la Escuela Municipal del Bosc en Montjuïc (Barcelona), centro en el que  su madre,  la excelente  pedagoga ROSA SENSAT, era directora. Mientras estudiaba bachillerato ayudaba a su madre en la escuela nocturna en la enseñanza de personas adultas. Estudió magisterio y posteriormente la licenciatura de ciencias naturales.  Al finalizar su carrera, en el año 1926, empezó a trabajar en la cátedra de "Zoografía de Articulados", actividad que compaginó dando clases de ciencias en los institutos Balmes y Monturiol de Barcelona.

En 1932  se incorporó al proyecto de creación del Instituto Escuela del Parque, el primer centro de enseñanza media de la Generalitat. En ese centro pudo desarrollar y  fomentar la enseñanza integral del alumnado  con el uso de una metodología activa, que incluía la enseñanza a partir de pequeños proyectos, no usar libros de texto y con salidas semanales al campo. Al finalizar la guerra civil fue desposeída de su cátedra, obtenida en el 36, y trasladada al Instituto Isabel la Católica de Madrid. Su experiencia en el Instituto-Escuela marcó toda su trayectoria posterior.  

En 1941 volvió a presentarse a oposiciones obteniendo el número 1, hecho que le permitió regresar a Catalunya. Estuvo 18 años en el Instituto de Reus (Tarragona) y posteriormente se trasladó a Mataro (Barcelona), fundando junto a su marido Alexandre Sotorras el primer instituto de esa ciudad. En 1963 se trasladó al Instituto femenino Infanta Isabel, centro en el que fue directora y donde se jubiló en 1974. Nunca dejó de estar en contacto con el mundo de la enseñanza y se dedicó sobre todo a la formación del profesorado.

Cuando hablaba de las ciencias naturales Angeleta Ferrer hacía un énfasis especial en la Observación de la Naturaleza. Según ella "el aprendizaje de esta asignatura no tiene solo como finalidad la adquisición de conocimientos, sino que también tiene que contribuir al desarrollo de la personalidad para formar individuos equilibrados, sensibles y conscientes".

Angeleta Ferrer explicaba que  muchas veces cuando iniciaba el estudio de las ciencias naturales con los chicos y chicas de su clase hacía la siguiente  pregunta "¿CADA DÍA CUÁNDO VENÍS A LA ESCUELA, SEGUÍS EL MISMO CAMINO? si cada día buscamos y sabemos ver las diferencias ambientales, sabremos disfrutar de estos cambios que nos ofrece el entorno e iremos por el mundo más contentos, seremos personas sensibles, seremos personas vibrantes con el don de poder percibir y expresar con palabras lo que sucede en nuestro entorno".


Mensaje póstumo de Angeleta Ferrer i Sensat

«Mi mensaje póstumo lo quiero dedicar a los maestros. Pienso que la educación es más obra de amor que de ciencia. Que no sea maestro el que no sienta una verdadera vocación y no se vea capaz de amar, tratando los niños con respecto a su personalidad; que se entregue a la obra educativa incondicionalmente, sin medida de tiempo, ni ganancias, ni ventajas, ni de honores. Ser maestro se lleva dentro. El que lo es capta cada reacción del discípulo y sabe responder adecuadamente para orientarlo en sus instintos y hacer que actúe responsablemente de acuerdo con él mismo. Esto exige al maestro una fina percepción, un gran respeto y una estimación profunda por cada niño. No hay nada más interesante y difícil que el conocimiento de la persona humana y es una felicidad inefable tener éxito en la educación de un hijo de los hombres y conseguir en él un comportamiento habitual correcto por convencimiento, nunca por imposición. El buen maestro se entrega a la obra por amor desinteresado, humildemente, pero con pasión. Lo que hará más por Cataluña será el mejor educador de sus hijos. Amor, respeto e interés podrían dar unas masas ciudadanas educadas y libres».

No hay comentarios:

Publicar un comentario