12 may. 2016

MUJERES RECONOCIDAS CON EL PREMIO MEDIOAMBIENTAL GOLDMAN


                              Manzanillo. Costa Rica.            Foto. Teresa Claramunt

12/05/2016
Los premios Goldman fueron instituidos en 1990 por los filántropos Richard N. Goldman y su mujer, Rhoda H. Goldman, y se conceden anualmente como distinción a personas que trabajan en la defensa de la naturaleza y el medio ambiente, repartido en 6 categorías en función de la  zona geográfica: Europa, Asia, África, Naciones insulares, América del Norte, América Central y América del Sur. Cada uno de los premios incluye una dotación económica, en la actualidad, de 175.000 dólares. Las nominaciones a los premios son enviadas por diversas instituciones que trabajan en temas ambientales en todo el mundo, mientras que un grupo 150 personas expertas en temas ambientales, de más de 70 naciones distintas se encargan de valorar las propuestas y designar a las personas premiadas. Al Premio Goldman también se le conoce como el Premio Nobel del Medio Ambiente.

Desde su constitución en el año 1990,  70 mujeres han recibido esta distinción, que representan el 41,37 % del total de personas galardonadas. Todas ellas han trabajado para denunciar graves problemas ambientales que afectan sobre todo a su ámbito local. Muchas de ellas han organizado a sus comunidades para conseguir preservar su entorno y eliminar situaciones desastrosas (minas a cielo abierto, presas, gestión de residuos, industrias contaminantes, ...) para el medio ambiente.

Las mujeres merecedoras del Premio Goldman han sido:

1990
Lois Gibbs, activista ambiental estadounidense que organizó a todo el vecindario de Love Canal, un barrio de Niagara Falls (N.Y) para conseguir eliminar un vertedero de residuos tóxicos sobre el que estaban construidas sus viviendas. 
Janet Gibson, zoóloga de Belice por sus  esfuerzos en la conservación de los ecosistemas marinos, en particular el sistema de arrecifes coralinos.

1991
Wangari Muta Maathai, bióloga keniata. Fundadora del Movimiento Cinturón Verde, una ONG formada principalmente por mujeres cuya finalidad era la plantación de árboles para reducir los devastadores  efectos sociales y ambientales que producen la deforestación y la desertificación. Wangari Maathai también ganó el Premio Nobel de la Paz, en 2004. 
Eha Kern, maestra rural sueca por organizar un movimiento de niños y niñas, que recaudó millones de dolares, para poder adquirir y conservar los bosques primarios de Monteverde (Costa Rica). Recibió el premio conjuntamente con Roland Tiensuu.
Cath Wallace, ecologista y profesora de Economía neozelandesa ganadora del premio por su contribución a la protección de la Antártida.

1992
Medha Patkar, activista ambiental hindú. Organizó marchas y protestas pacíficas contra la construcción de presas sobre el mayor río que fluye por el oeste de la India.
Christine Jean, bióloga francesa, galardonada por su defensa del Río Loira contra la construcción de presas sobre el conocido como el último río salvaje de Europa.
Colleen McCrory, activista ambiental canadiense. Merecedora del premio por su lucha para salvar los bosques de la Columbia británica.

1993
Margaret Jacobsohn, activista ambiental de Namibia. Se le concedió el premio por ser pionera en un programa de manejo de recursos naturales que vinculaba la conservación de la fauna de su país al desarrollo sostenible. Recibió el premio conjuntamente con Garth Owen - Smith.
Dai Qing, escritora y periodista china. Galardonada por su oposición activa contra los planes del gobierno chino para la construcción de la gran presa de las Tres Gargantas.
JoAnn Tall, india lakota que ayudó a detener las pruebas nucleares, en la zona de Black Hills de Dakota del Norte (EE.UU).

1994
Laila Iskander Kamel, ministra y empresaria egipcia que trabajó con los recolectores de basura de El Cairo, para demostrar que los programas de reciclaje, a  gran escala, generan ingresos y mejoran las condiciones de vida de los recicladores.
Tuenjai Deetes, activista social tailandesa. Galardonada por su contribución a mejorar las condiciones de vida de las personas de las tribus de las montañas del norte de Tailandia.
Heffa Schüncking, activista ambiental alemana. Merecedora de la distinción por su lucha contra la destrucción de los bosques tropicales y propiciando una reducción significativa del consumo de madera tropical en Alemania.

1995
Emma Must, activista ambiental británica. Fue distinguida por promover grandes protestas contra un plan de construcción masiva de carreteras que destruían numerosos espacios protegidos.
Aurora Castillo, activista estadounidense impulsora del movimiento "las madres del este de Los Ángeles" que luchaban contra graves amenazas ambientales y de salud pública.

1996
Albena Simeonova, activista ambiental bulgara impulsora de movilizaciones contra la construcción de plantas de energía nuclear.
Marina Silva, ambientalista y pedagoga brasileña defensora de la Amazonas y defensora d numerosas familias de rerinqueiros.

1997
Terri Swearingen, enfermera estadounidense. Premiada por su lucha contra la mayor planta incineradora de residuos tóxicos en East Liverpool (Ohio).

1998
Anna Giordano, conservacionista italiana que puso en marcha una campaña para salvar a las aves rapaces en Sicilia.
Kory Johnson, activista ambiental estadounidense. Inició su trayectoria ambientalista a los nueve años fundando Niños para salvar el medio Ambiente y continuó su actividad luchando contra una incineradora industrial en Phoenix (Arizona).

1999
Jacqui Katona e Ivonne Margarula, aborigenes australianas que encabezaron la campaña contra una mina de uranio en el corazón del Parque Natural más grande de Australia.

2000
Oral Ataniyazova, médica de Uzbekistán. Galardonada por denuncir los daños a la salud pública que producía la muerte del mar de Aral.
Vera Mischenko, abogada rusa que fundó Ecojuris, la primera firma legal de interés público en Rusia.

2001
Yosepja Alomang, activista ambiental de Indonesia, que organizó un movimiento de resistencia contra la minería de oro que dañaba la cultura tradicional de los pueblos índigenas.
Myrsini Malakou, bióloga griega creadora de la primera área protegida transfronteriza de los Balcanes. Compartió el premio con Giorgos Catsadorakis.
Jane Akre, periodista estadounidense que investigó la controvertida hormona del crecimiento que se utiliza para estimular la producción de leche de las vacas. Compartió el premio con Steve Wilson.

2002
Fatima Jibrell, activista ambiental somalí. Defensora de las milenarias acacias sometidas a una tala para producir carbón.
Sara James, activista estadounidense y Norma Kassi, activista canadiense. Defensoras del Refugio Nacional de la Vida silvestre del Ártico contra las prospecciones petrolíferas. Compartieron el premio con Jonathan Solomon.
Jean La Rose, activista ambiental de la Guayana Francesa. Coordinó la primera denuncia indigena para proteger el Medio Ambiente de la minería.

2003
Eileen Kampakuta Brown y Eileen Wani Wingfield, aborigenes australianas, que desarrollaron una campaña contra la construcción de un almacén de resíduos nucleares 
Julia Bonds, activista ambiental que lideró una campaña para evitar la minería en las cimas de las montañas en América del Norte.
María Elena Foronda Farro, activista peruana. Organizó una campaña para transformar las industrias de harina de pescado de Centroamérica y América del Sur y así evitar los grandes vertidos contaminantes que dañan la salud pública.

2004
Rashida Bee y Champa Devi Shukla,  activistas ambientales hindúes que organizaron una movilización para exigir la limpieza y la indemnización de las personas afectadas por el escape de gas de Bhopal.
Manana Kochladze, activista ambiental de Georgia fundadora del grupo Alternativa verde. Este grupo organizó campañas para proteger a los habitantes locales y el medio ambiente de las zonas afectadas por la tubería de petroleo bku-Tbilisi- Ceyhn.
Margie Richard, activista estadounidense. Luchadora contra los problemas de salud que generaba la Industria química Shell sobre la comunidada cercana en Norco (Louisiana).
Libia Grueso, activista por los Derechos humanos de Colombia. Recibió el galardón por su lucha para proteger la región selvática del Pacífico colombiano.

2005
Kaisha Atakhanova, bióloga de Kazajistán. Fue galardonada por liderar una  campaña contra un almacen de residuos radioactivos en su país.
Stephanie Danielle Roth, periodista medioambiental Recibió el premio Goldman por impulsar una campaña internacional para detener la construcción de la mayor mina de oro a cielo abierto en su país.


2006

Olya Melen, abogada ucraniana. Galardonada por detener la construcción de un canal de navegación en aguas profundas que hubiera destruido el delta del Danubio.
Anne Kajir, activista de Papúa Nueva Guinea. Ganó una demanda contra la tala ilegal de lo que queda de un bosque tropical en su país.


2007

Sophia Rabliauskas, activista ambiental defensora de la protección de los bosques boreales de Manitoba


2008

Marina Rikhvanova, activista ambiental rusa. Fue galardonada por liderar la campaña  de defensa del lago Baikal.
Rosa Hilda Ramos, activista ambiental de Puerto Rico. Fundadora de las Comunidades Unidas contra la Contaminación en un pequeño municipio colindante contra la capital.


2009

Rizwana Hasan, abogada ambientalista de Bangladesh que encabezó una batalla legal contra los los peligros del desguace de buques.
Olga Speranskaya, científica rusa que organizó una red de la sociedad civil para eliminar de forma gradual los productos tóxicos en el Medio Ambiente.
Yuyuan Ismawati, activista ambiental de Indonesia que implementó programas de gestión de residuos que proporcionan oportunidades de empleo a personas de bajos ingresos económicos.
Maria Gunnoe, activista estadounidense, que lucho contra la minería a cielo abierto en Los Apalaches.


2010

Thuli Brilliance Makama, abogada de Swaziland, que lucho durante mas de tres años para que las ONGs ambientales estuvieran representadas en los organismos gubernamentales de su país.
Malgorzata Górska, activista polaca. Lideró la lucha contra el proyecto de construcción de una autopista en el valle polaco de Raspuda, una de las últimas zonas vírgenes de Europa.
Lynn Henning, agricultora ambientalista, que denunció las prácticas contaminantes de las grajas de cría intensiva.    


2011

Ursula Sladek, empresaria alemana que creó la primera empresa de energía renovable en respuesta a la dependencia alemana a la energía nuclear.    

2012
Sophia Gatica, activista ambiental argentina, que organizó a las mujeres de su barrio Ituzaingó (Córdona) para frenar la fumigación indiscriminada en los campos de soja de los alrededores. 
Ikal Angelei, activista de Kenia, galardonada por organizar la población local contra la construcción de una presa que bloquearía el acceso de agua a las comunidades indígenas del lago Turkana. 
Evgenia Chirikova, activista rusa que movilizó a la sociedad civil contra una carretera que iba a atravesar el bosque Khimki de Moscú.  
Caroline Cannon, activista estadounidense  defensora de la comunidad local que luchaba contra las perforaciones petrolíferas del Ártico.


2013

Aleta Baun, activista ambiental indonesia que organizó la ocupación de las minas de mármol que atentaban contra los bosques sagrados de las montañas de la isla de Timor. 
Kimberly Wasserman, activista estadounidense que impulsó movilizaciones para conseguir transformas dos plantas de carbón en sendos parques y espacios públicos en la ciudad de Chicago.
Nohra Padilla, activista colombiana que consiguió convertir en legal el reciclaje y organizó la gestión de residuos. 

2014
Helen Slottje, abogada estadounidense. Galardonada por su lucha contra el fracking en el estado de Nueva York.
Ruth Buendía, dirigente indígena peruana. Líder de las protestas contra diversos proyectos de embalses y centrales hidroeléctricas, que atentaban contra los pueblos indígenas.

2015 
Phyllis Omido, activista keniata, organizó a la comunidad de Mombasa contra una fundición de plomo, cuya actividad dañaba gravemente la salud al elevar la cantidad de plomo en el ambiente.
Berta Cáceres, una mujer lenca de Honduras, que reunió a su pueblo y emprendió una campaña que presionó con éxito a la constructora de presas más grande del país, para retirar el proyecto Agua Zarca. Ha sido asesinada este año 2016.
Marilyn Baptiste, activista canadiense que luchó por partida doble para evitar la actividad minera para la extracción de cobre y oro en la zona del Fish Lake (Columbia británica), zona de alto significado espiritual para las comunidades aborígenes de Canadá.  
2016
Zuzana Caputova, abogada de Eslovaquia, ha logrado que se clausure un vertedero de residuos tóxicos que estaba contaminando el agua en su ciudad.
Destiny Watford, activista estadounidense ha conseguido, con ayuda de los residentes de Baltimore (Estados Unidos), que no se construya una gran incineradora de basuras cerca de un colegio de la ciudad. De 20 años de edad, se convirtió en una de las ganadoras más jóvenes de la historia del Premio Ambiental Goldman. 
Máxima Acuña, agricultora peruana, que  le ha ganado la batalla a una empresa minera que quería explotar sus tierras.

Todas ellas han dedicado su esfuerzo, su energía, su tiempo y,  como en el caso de Berta Cáceres,  su  vida para conseguir preservar el medio ambiente para las generaciones futuras. Muchas gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada