5 sept. 2013

05/09/2013 CIENTÍFICAS ESPAÑOLAS POR EL MUNDO 4. NURIA SELVA FERNÁNDEZ Y ROSA GARRIGA ANGUERA

Nuria Selva Fernández. Es profesora asistente en el Instituto de Conservación de la Naturaleza de la Academia de Ciencias Polaca. 

                                                                Foto Adam Wajrak

Nacida en Sevilla (1970), estudió ciencias biológicas en la Universidad Hispalense (1993), donde leyó sus tesis doctoral titulada "Papel de la necrofagía en la comunidad de predadores del bosque primigenio de Bialowieza (Polonia)", en el año 2004.
Al terminar biología trabajó en Doñana pero en 1994  obtuvo una beca de tres meses para iniciar sus investigaciones en Polonia desplazándose a la zona del bosque primigenio de Bialowieza. Tres años más tarde regresó de nuevo a Polonia  donde vive en la actualidad. Comparte su vida con Adam Wajrak, naturalista, fotógrafo y periodista de temas mediambientales con el que ha escrito libros de divulgación científica.  
Su labor investigadora está dedicada a lobos, linces y  sobre todo a los osos pardos. Ha sido coordinadora del Proyecto del oso pardo en los Cárpatos durante el periodo 2009-2011, que analizaba el impacto ecológico de la alimentación "añadida" en las poblaciones de osos de los bosques de Bieszczady. 
A pesar de su residencia en Polonia sigue colaborando en proyectos de investigación  del Parque nacional de Doñana.

Rosa Garriga Anguera. Veterinaria responsable del santuario de chimpancés de Tacugama en Sierra Leona.

                                                             Foto. Internet

Nacida en Barcelona (1968). Licenciada en Veterinaria por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster en Medicina de Fauna Salvaje por la Universidad de Londres. En 1999 llegó a Borneo para trabajar en un centro de rehabilitación y reintroducción de orangutanes durante seis meses, pero su estancia en el centro  se prolongó hasta 4 años y medio.En octubre de 2004 colaboró en el Centro de Rescate y Conservación de Vida Silvestre (ARCAS) en el Petén (Guatemala). El centro acoge monos aulladores, monos araña, guacamayos, tucanes, ciervos y muchas otras especies de la fauna autóctona.Actualmente trabaja en el santuario de chimpancés de Tucugama en Sierra Leona. Atiende principalmente a bebés huérfanos, victimas de cazadores furtivos que han matado a sus madres, a menudo para comérselas.  Conjuntamente con el gobierno de Sierra Leona, el centro Tacugama trabaja activamente contra el tráfico ilegal de esta especie en peligro de extinción y ayuda a la protección y conservación de los chimpancés que todavía viven en libertad a través de la educación, la comunicación y de la aplicación de la ley.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario