5 oct. 2012

05/10/2012 EL OBISPO DE CÓRDOBA Y EL PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL DE LA CIUDADANIA EN EL EXTERIOR




                              Fotos manifestación 28 septiembre en Barcelona. Teresa Claramunt

El pasado martes las ideologías más rancias y casposas se pusieron de acuerdo para aflorar en  boca de dos personajillos:

El obispo de Córdoba Demetrio Fernández que sin ningún tipo de reparo  fue capaz de comparar  el aborto con el asesinato de Ruth  y José:
"¿No podrán alcanzarnos estos niños que se reduzca el número de abortos que diariamente se producen en nuestro entorno?", algo que le pide a Dios, de manera que "el seno materno, el lugar más seguro y más cálido para el ser humano, no sea nunca más un lugar de amenaza para el ser humano naciente, ya desde su concepción, incluso antes de su anidación en el útero materno". Y añade que "no vale invocar el derecho de la madre para matar a su hijo. ¡Ningún padre, ninguna madre tiene derecho a matar a su hijo! Que Ruth y José nos lo hagan entender a todos".

Y el presidente del consejo general de la ciudadania en el exterior José Manuel Castelao Bragaño  que pronunció en una reunión de dicho organismo la siguiente frase:

 "Las leyes son como las mujeres, están para violarlas"-

El segundo ha presentado su dimisión, el primero no

2 comentarios:

  1. los obispos no pueden dimitir y eso, pero el Papa Santo que está en Roma podía defenestrarlo un poquito y eso

    ResponderEliminar