30 may. 2011

30/05/2011 Salud tiene nombre de mujer

28 de Mayo: Día Internacional  de acción por la salud de las mujeres
                                                                Ilustración: Laia Arqueros
Las mujeres como agentes de salud
Las mujeres genéricamente están en el ámbito del cuidado, están socializadas hacia una ética o unos valores del cuidado, de la empatía, preocupación de los demás antes que de ellas mismas.El hacerse cargo de los demás, cuidado de personas mayores, prole, marido… “rol de madre esposa) no es tanto una opción personal o una decisión, sino que se ha convertido en una obligación moral que da lugar a sentimientos de culpa cuando no se cuida bien o suficientemente según lo esperado.
Las médicas serán pronto mayoría en la sanidad española. Ya son una aplastante mayoría en las aulas. Superan en número a sus colegas médicos varones entre los colegiados menores de 44 años y copan casi la mitad de las especialidades del Sistema Nacional de Salud. 
La presencia de mujeres especializadas en traumatología, medicina interna y cirugía es menor que la de los hombres, aunque  en paulatino aumento. El número de mujeres  se aproximan  al de los hombres en obstetricia-ginecología, pediatría y psiquiatría. Mientras que las mujeres tienen una mayor presencia en rehabilitación, ATS,DUEs, matronas y fisioterapeutas.  

Las mujeres como pacientes:
Las mujeres tienen una mayor esperanza de vida al nacer que los hombres, pero su vida con buena salud y sin enfermedad crónica es más corta que la de éstos.  Los patrones de vida tienen un clara distribución por género.
La doble jornada laboral de un porcentaje importante de la población femenina (trabajo asalariado y tareas domésticas) acarrea una sobrecarga física y emocional, que acaba afectando de manera negativa a su salud.
La diferencia en la distribución del tiempo de ocio y del cuidado de la familia explica, al menos en parte, que los hombres duerman y practiquen más deporte que las mujeres: la mayoría de las personas que duermen menos de seis horas son mujeres.
La medicina ha sido durante siglos un asunto de hombres. Durante años se asumió que estudiando al ser humano varón en su anatomía, fisiología, farmacocinética, enfermedades y respuesta a los tratamientos se había analizado también al ser humano mujer y por eso las mujeres han estado ausentes de los ensayos clínicos.
El 43% de las mujeres españolas fallecen por enfermedades cardiovasculares frente al 34% de los hombres. Los síntomas de un ataque cardíaco en las mujeres están más enmascarados que en los hombres y no se identifican con la misma velocidad por lo que se retrasa su tratamiento.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario