24 ene. 2011

24/01/2011 Muñecas vivientes

El libro de Natasha Walter (2010) tiene un inicio prometedor: "No me imaginaba que acabariamos así. Lo pensé hace pocos años, mientras recorría una juguetería de Londres (....) " hasta el mundo de ensueño de la tercera planta. De pronto me sentía como si me hubieran colocado unas gafas de cristales rosas, pero el efecto resultaba estomagante. Todo era rosa, desde el rosa peladilla de Barbie al tono fresa de la Bella Durmiente de Disney, del rosa pastel de Baby Annabel al rosa chicle de Hello Kitty....."
Un comienzo interesante para un libro que reflexiona sobre el regreso ( si es que se había ido) del sexismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada